Canasta de precios cuidados

Este miércoles el gobierno tomó una nueva medida en el marco de la “guerra” contra la inflación: un “mini Precios Cuidados” en comercios de cercanía, donde los programas de precios tienen un nivel de cumplimiento mucho menor que en las grandes cadenas. Es, de todas formas, una medida que ya había ensayado el Poder Ejecutivo el año pasado con el plan Súper Cerca que, afirman desde el sector privado y reconocen fuentes oficiales, nunca terminó de arrancar.

El secretario de Comercio Interior Roberto Feletti presentó esta tarde en público el nuevo programa, que tendría un nombre nuevo y que incluirá, en un espíritu similar al programa inventado el año pasado, una canasta muy reducida de productos básicos alimenticios y de limpieza con precios de referencia. La intención es que ese grupo de bienes tengan penetración en el sector más ramificado del consumo masivo. Según estimaciones oficiales, el 60% de las compras del público se hacen en este circuito.

“La Secretaría tomó medidas microeconómicas para garantizar los alimentos en la mesa de los argentinos. En febrero, el 41% del IPC está explicado por la variación de las verduras y, el resto, hubo aumentos en los comercios de cercanía que trepó mucho, en parte por una política de algunas empresas alimenticias de canalizar por los lugares menos controlados y menos regulados ciertos desvíos de precios mayores que en los supermercados, a los que controlamos en forma diaria”, explicó.

“En marzo se agregó otro factor; a partir del 24 de febrero se produce la invasión de Rusia a Ucrania que provoca un dislocamiento del comercio internacional, con dos grandes productores de trigo y maíz. Manteníamos un acuerdo entre los panaderos y los molineros que se rompe con esta situación, ya que la bolsa pasó de 23 mil a 40 mil pesos. Esa situación obligó a un debate en el Gobierno sobre cómo se protege la situación alimentaria; todos los países, Europa y Estados Unidos, iniciaron medidas de abastecimiento, y eso urgió al Gobierno a proteger la mesa alimentaria de los argentinos.

La canasta nueva tendrá unos 60 productos, entre los que hay algunos de los rubros más consumidos. Como referencia, el Súper Cerca incluyó agua mineral, arroz, azúcar, fideos, galletitas, harina, mermelada, pan rallado, tapas de empanadas, yerba, jabón en polvo, leche, queso, yogur, lavandina, limpiador de piso, pan de mesa, pañales, papel higiénico y shampoo, entre otros. Muchos de estos productos también estarán incluidos en el nuevo muestreo para supermercados de barrio.

Desde este miércoles, además, el Gobierno da por hecho que los supermercados comenzarán con la retracción de precios al nivel del 10 de marzo pasado, tras el anuncio realizado el martes por Comercio Interior, en el que instó a las grandes cadenas a que volvieran atrás con los valores de sus listas que tenían ese día y en un comunicado en el que apuntó directamente contra algunas empresas líderes de la industria alimenticia, a las que acusó de “operar” contra los programas como Precios Cuidados.

Fuente: Infobae

Los comentarios están cerrados.