Cómo fue el plan familiar para asesinar al gendarme: lo drogaron, lo golpearon y lo tiraron a un aljibe

La esposa del segundo comandante Gustavo Elorrieta, su hijo de 17 años y otros dos jóvenes fueron acusados por su asesinato. Hubo planificación previa, usaron un anestésica para que no pudiera defenderse y lo mataron en la propia casa.

Los comentarios están cerrados.