¿Cómo usar WhatsApp de manera más saludable?

Al comienzo de la pandemia por Covid 19, se acentuó el uso de las comunicaciones virtuales en empresas de mensajería instantánea  como lo es WhatsApp. Sin embargo el no estar «cara a cara presentes» supone una serie de riesgos. Algo muy importante de la comunicación, es el lenguaje no verbal, es decir gestos, movimientos, posturas, etc. La ausencia de todo esto suele ocasionar algunos «malos entendidos» en los mensajes que enviamos y recibimos. Debido a que la comunicación virtual es parte de nuestros días, te comentamos algunos tips para una «comunicación virtual mas saludable»

 

  • Dale el valor adecuado a los grupos (y si no, siléncialos): Hoy en día las personas tienen muchos grupos, que pueden ser de amigos del colegio, compañeros de la universidad, colegas del trabajo, etc. El problema se produce cuando se hacen grupos por cualquier motivo con las mismas personas que ya están en otro grupo. Por ejemplo, si vamos a ir a comer sushi el viernes con los compañeros de trabajo, hay que hablar ese tema en el grupo de trabajo, aunque haya varios que no irán. No es útil crear otro grupo «sushi viernes».

Los grupos comienzan a ser molestos cuando se convierte en un continuo compartir de memes e imágenes. Si el grupo te                    agobia, siléncialo. Puedes ir a ajustes y evitar que te lleguen notificaciones por cada nuevo mensaje.

  • No te fijes en la última conexión del otro: Para evitar una obsesión y ansiedad por la conexión y respuesta del otro, lo más sano es sacar la notificación del doble check (?visto?) y la visualización de la última conexión de los otros usuarios. Desactiva última hora en línea y vive tranquilo.
  • Respeta los horarios: No porque uno tenga Whatsapp es obligatorio contestar de manera inmediata y estar conectado todo el día. Si no llamas a una persona a las tres de la mañana, tampoco deberías mandarle un mensaje a esa hora. Es importante también respetar los espacios del otro, por ejemplo, cuando se sabe que en clases o en el trabajo.
  • No malinterpretes los mensajes: Uno de los grandes problemas del mundo digital es que los mensajes se leen desde el ánimo de la persona que los recibe. No hay comunicación no verbal como para hacer una correcta interpretación del mensaje.
  • Deja los temas importantes para interacciones en vivo: El Whatsapp es un sistema de mensajería instantánea que se basa en la inmediatez. Si necesitas hablar un tema de largo aliento, de gran importancia, prefiere hacerlo en persona. Deja la aplicación para solucionar temas inmediatos, para enviar mensajes rápidos como ´voy saliendo´ por ejemplo. Así evitas malos entendidos y discusiones.

Los comentarios están cerrados.