COP26: un nuevo intento por sumar voluntades contra la catástrofe climática

La COP26, la cumbre mundial sobre clima, reunirá a partir del fin de semana próximo y durante 12 días en Glasgow a presidentes, primeros ministros, dirigentes, empresas y activistas de todo el mundo para reorientar los esfuerzos globales y diseñar un plan que contribuya a alcanzar las metas del Acuerdo de París, mientras el mundo experimenta un incremento en la emisión de gases y catástrofes naturales.
La vigésima sexta Conferencia de las Partes de la Convención de las Naciones Unidas (ONU) sobre el Cambio Climático, organizada esta vez por el Reino Unido en colaboración con Italia, comenzará el 31 de octubre y se extenderá al 12 de noviembre en el Scottish Event Campus (SEC) de Glasgow, Escocia.
El encuentro anual, que debió ser suspendido el año pasado por la pandemia de coronavirus, contará con la presencia de los casi 200 representantes que en 1992 firmaron la Convención sobre el Cambio Climático en Río de Janeiro, y prevé un balance de los resultados alcanzados por los signatarios del Acuerdo de París y una revisión de sus metas.
El Acuerdo de París, suscrito por 189 países durante la COP21 y en vigor desde 2016, establece un marco global para evitar un cambio climático peligroso manteniendo el calentamiento global muy por debajo de los 2 °C y avanzando los esfuerzos para limitarlo a 1,5 °C.
Como contribución a estos objetivos del acuerdo, cada una de las partes presentaron planes nacionales de acción por el clima, más conocidos como Contribuciones Nacionales Determinadas (NDC, por sus siglas en inglés), y acordaron reunirse cada cinco años para evaluar el progreso.
Pese a que se suponía que todos los signatarios actualizarían sus NDC antes del 31 de julio de este año, alrededor de 70 aún no lo han hecho.
En este sentido, el cronograma de la COP26 para el lunes 1 y el martes 2 de noviembre será clave ya que comenzará con una cumbre de líderes mundiales, en la que jefes de Estado deberán presentar sus propuestas para reducir las emisiones de carbono a nivel mundial y estrategias para cumplir con la meta del acuerdo.
Otro dato importante es que esta cita marcará el regreso de Estados Unidos, el mayor emisor de gases invernaderos después de China, a la cumbre mundial sobre el clima, luego que en 2017 el exmandatario Donald Trump anunciara que se retiraba del Acuerdo de París.

El cronograma de la COP26 para el lunes 1 y el martes 2 de noviembre será clave ya que comenzará con una cumbre de líderes mundiales, en la que jefes de Estado deberán presentar sus propuestas”

Desde la asunción de Joe Biden, Estados Unidos marcó un giro en su política ambiental: el mandatario anunció que duplicaría el compromiso financiero para ayudar a las naciones en desarrollo a enfrentar la crisis climática y estableció como nueva meta reducir las emisiones entre un 50% y 52% por debajo del nivel de 2005 antes del final de la década.
Otro gran anuncio fue el del presidente chino, Xi Jinping, quien aseguró que su país no construirá ningún proyecto de energía a carbón en el extranjero.
Estas nuevas medidas y revisiones a estrategias pasadas revisten carácter de urgente.
De acuerdo con un informe publicado en agosto pasado por la ONU, lejos de reducirse las emisiones en un 45% para 2030, con la finalidad de alcanzar la neutralidad de carbono a mediados de siglo, los compromisos asumidos por los países en materia de emisiones producirán un incremento del 16% en 2030 con respecto a los niveles de 2010.
Si bien la situación es crítica, la investigación encontró que si el mundo llega para mediados de enero a "cero neto", es decir, logra que la emisión de gases invernaderos sean menores a los que se eliminan a la atmósfera, el calentamiento global se puede contener en alrededor de 1,5 grados Celsius.
Por ello, entre los temas centrales que ocuparán la agenda de la cumbre se destacan el funcionamiento del mercado regulado de carbono, la reducción del gas metano y las energías renovables y movilidad sustentable, eléctrica y eficiente.
Otro punto importante girará en torno del crecimiento la deforestación, con los ojos puestos sobre Brasil, por su falta de transparencia en relación al Amazonas, la masa forestal más grande del planeta, recurso imprescindible para alcanzar el "cero neto".

El mandatario ruso, Vladimir Putin, ya anunció que no participará aunque su país enviará a un representante y aseguró que la cuestión es una "prioridad" para su Gobierno”

En este marco, Alok Sharma, miembro del Parlamento británico y presidente de la cumbre, manifestó que espera que la cumbre defina una fecha final para el uso de carbón sin tecnología de captura y almacenamiento, y que acuerde un fondo anual de 100.000 millones de dólares para el financiamiento de políticas sobre el clima.
De la COP26 participarán además la reina Elizabeth, el premier británico Boris Johnson y su par escocés Nicola Sturgeon y un significativo número de mandatarios del mundo como Biden, los principales líderes europeos y el presidente de la Argentina Alberto Fernández, entre otros.
En cambio, el mandatario ruso, Vladimir Putin, ya anunció que no participará aunque su país enviará a un representante y aseguró que la cuestión es una "prioridad" para su Gobierno.
Además, serán parte de los debates los activistas climáticos David Attenborough y la joven sueca Greta Thunberg, pese a que esta última criticó el evento y expresó pesimismo sobre sus posibilidades de lograr un cambio significativo.
"Mi expectativa es que escuchemos muchos discursos agradables, pero escucharemos muchas promesas que, si realmente se fijan en los detalles, son más o menos insignificantes, pero solo las dicen para tener algo que decir, para medios para tener algo sobre lo que informar", aseguró en una reciente entrevista.

Los comentarios están cerrados.