Deslumbró a todos Ramón Arroyo

El español Ramón Arroyo dio una charla en el salón auditorio Eloy Camus ante una nutrida concurrencia que escuchó con atención cada experiencia y consejo vivido por Ramón, que padece esclerosis múltiple, enfermedad que no le impidió participar en numerosas competencias de triatlón y maratón. Tiene  51 años, es un luchador de la vida al que hace 19 años le diagnosticaron tal enfermedad. Era ejecutivo comercial de una gran empresa, viajaba constantemente por todo el mundo de un continente a otro con la misión de cerrar acuerdos importantes.

Todo comenzó un día en que se le cayó dos veces el cigarrillo de su mano.

Ese día empezaron las preguntas. Lo que vino después fue un cambio en su vida y en la de su familia. Todo quedó registrado en el libro «Rendirse no es una opción», que luego fue llevado al cine con título de “100 Metros”.

Arroyo contó en su charla que al principio todo era rechazo y abandono. Y que, tras el primer brote, que le paralizó medio cuerpo, creyó que no podría ni recorrer esos 100 metros que separan su casa en Madrid de la estación de subte más cercana.

Arroyo, comentó que: «De las carreras pasé al triatlón más como una terapia que como otra cosa”.

Al terminar la charla, el público pudo realizarle preguntas a Ramón, donde hubo historias que lo dejaron atónito. Arroyo quedó sorprendido con la participación de los sanjuaninos, que cerrando la noche aplaudieron de pie su ejemplo de superación y resiliencia.

Finalizando su paso por nuestra provincia, Arroyo competirá el próximo domingo en el Ironman 70.3, que consistirá en 1,9 kilómetros de natación, 90 kilómetros de ciclismo y 21 kilómetros de atletismo.

 

Los comentarios están cerrados.