Detienen al exguerrillero, exparamilitar y actual capo narco, Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel

El hombre más buscado de Colombia, un exguerrillero devenido en paramilitar y luego en el principal capo narco del país, Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, por cuya cabeza la agencia antinarcóticos de Estados Unidos (DEA) ofrecía hasta cinco millones de dólares, fue detenido este sábado en ese país sudamericano en un operativo militar y policial conjunto.
Alias Otoniel es el líder del grupo armado con mayor presencia en Colombia y un actor central del negocio del narcotráfico en ese país, el Clan del Golfo, y por eso el presidente Iván Duque no dudó en viajar al lugar de la detención para informarse de inmediato y dar un mensaje a la nación, junto a parte de su gabinete y los jefes de las fuerzas involucradas en el operativo.

Llevábamos más de siete años detrás de este objetivo estratégico de alto valor, es así como sobre las capacidades de Ccoes @Ejercito_Div7 @COL_EJERCITO @FNP_ArmadaCol @ArmadaColombia Cacom5 @FuerzaAereaCol y @PoliciaColombia realizamos operación militar que permitió la captura

— Fuerzas Militares de Colombia (@FuerzasMilCol) October 23, 2021

"Esta es la operación más importante de la historia contra el narcotráfico", celebró Duque, rodeado de los titulares de las fuerzas de seguridad y armadas y algunos de sus funcionarios, según la transmisión hecha desde sus redes sociales.
Poco antes, el comandante de las Fuerzas Armadas, general Luis Fernando Navarro, había contado en el mismo acto que hacía siete años que perseguían a alias Otoniel y que les tomó años entender y conocer toda la operación nacional e internacional del capo narco y del Clan del Golfo, y que la operación militar-policial se planeó hace exactamente ocho días, con asistencia de Estados Unidos y el Reino Unido.
¿Quién es Dairo Antonio Úsuga?
Según recordó el diario 'El Espectador', Úsuga, nacido en Turbo, Antioquia, conoció el mundo de la violencia armada en todas sus facetas: fue guerrillero, paramilitar y cabeza de la organización criminal con mayor presencia en el país.
Alias Otoniel inició su camino como miembro de la antigua guerrilla del Ejército Popular de Liberación (EPL), grupo marxista leninista que se desmovilizó masivamente en 1991 y cuya disidencia aún opera en el departamento Norte de Santander.
Durante ese mismo año, cuando tenía 19 años, Úsuga se desmovilizó del EPL, para luego entrar a las filas de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (ACCU), un grupo paramilitar.
Un tiempo después, las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), el bloque paramilitar más letal y grande que conoció el país, absorbieron a las ACCU y el joven se incorporó a sus filas y pronto se involucró en el negocio de las extorsiones y el lavado de activos.

La victoria es de todos. El mayor cabecilla del ‘Clan del Golfo’ ha sido capturado por nuestra Fuerza Pública. Dario Antonio Uzuga alias ‘Otoniel’ uno de los mayores reclutadores de menores, narcotraficante y terrorista de Colombia fue detenido en Necoclí, Antioquia pic.twitter.com/1ZS36Uvkab

— Mindefensa (@mindefensa) October 23, 2021

En 2005, Úsuga se desmovilizó, de nuevo, en el proceso negociado por el entonces presidente Álvaro Uribe con las AUC. Entregó su arma y hasta suscribió una carta dirigida al Alto Comisionado para la Paz, en la sostuvo que estaba dispuesto a postularse a los beneficios que ofrece la Ley de Justicia y Paz, para recibir penas máximas de ocho años de prisión.
Sin embargo, al año siguiente, ya con 34 años, decidió que no quería seguir en el proceso de desmovilización de los paramilitares -que incluía confesar sus crímenes y entregar los bienes apropiados por la fuerza- y cofundó un grupo armado conocido como Los Urabeños, que se fue asentando en la Costa Caribe, en la Costa Pacífica y en la región Andina de Colombia.
Entre sus principales objetivos, estaba recuperar el control de los negocios ilegales que había cultivado con las AUC.
Su principal socio fue detenido en 2009 y 10 años después extraditado a Estados Unidos para cumplir una pena de narcotráfico. Con el tiempo y con la muerte o arresto de sus aliados, alias Otoniel fue ganando poder y protagonismo hasta convertirse en 2012 el único líder de lo que para entonces ya era conocido como el Clan del Golfo o las Autodefensas Gaitanistas de Colombia.

🛑 ¡Atención! En una operación conjunta entre la @PoliciaColombia y el @COL_EJERCITO, en coordinación con la @FiscaliaCol, logramos la captura de Dairo Antonio Úsuga, alias ‘Otoniel’, máximo jefe del Clan del Golfo, el narcotraficante más buscado del país. #ElQueLaHaceLaPaga pic.twitter.com/JFRwBN6roK

— Presidencia Colombia 🇨🇴 (@infopresidencia) October 23, 2021

Desde entonces, alias Otoniel ha acumulado más de un centenar de procesos judiciales en la Justicia colombiana y la Interpol lo buscaba con circular roja.
Según el Gobierno colombiano, el Clan del Golfo es responsable del envío de toneladas de cocaína a Estados Unidos, así como de montar una red criminal dedicada a cobrar extorsiones a empresarios y comerciantes en la región de Urabá, fronteriza con Panamá, y en la Costa Atlántica principalmente.
También se le acusa de asesinar a numerosos policías y líderes sociales como parte de su estrategia de terror en las zonas en las que opera su grupo armado.
Su principal fuente de financiamiento proviene del narcotráfico, una red en la que trabaja conjuntamente con el Cartel de Sinaloa y su rival, el cartel Jalisco Nueva Generación. Adicionalmente recibe millonarios ingresos de la minería ilegal y de la práctica de extorsiones.
En octubre de 2018, el entonces fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, incluyó al Clan del Golfo en la lista de las principales organizaciones criminales transnacionales que representan una amenaza para Estados Unidos.

Los comentarios están cerrados.