Falabella se va de Rosario y más de 100 empleados quedan en la calle

Al igual que sucedió en San Juna, Mendoza, Córdoba y Buenos Aires, la firma de capitales chilenos Falabella cierra su histórica y emblemática sucursal en Rosario, en la es quina de Córdoba y Sarmiento. En total son 110 empleados los que quedan en la calle y que, por estas horas, están negociando una doble indemnización.

La noticia llegó al Sindicato de Empleados de Comercio a través de un llamado de la gerencia nacional, advirtiendo que en menos de dos meses la empresa cerraría definitivamente su espacio en Rosario.

En contacto con El Litoral, el secretario general del gremio, Juan Gómez, confirmó que Falabella “cierra en los próximos dos meses y en total son 110 empleados los que están luchando por cobrar una doble indemnización, que les correspondería”.

Si bien la noticia genera sorpresa, la firma ya venía desarrollando un plan de desguace. Durante los últimos años fue recortando su personal, que superaba los 300 empleados, hasta reducirlo a menos de un tercio.

Según Gómez, “el motivo se debe a que la empresa no detecta una tasa de retorno acorde a lo que esperaba, por ende, como toda multinacional, toma la decisión de cerrar las puertas e irse del país sin dar muchas más explicaciones”.

Una situación similar se vivió con otra compañía de renombre: C&A. La empresa europea, que se especializaba en venta de indumentaria y que ubicaba frente a Falabella, tomó la drástica decisión de cerrar sus puertas “de la noche a la mañana”, sin argumentos, “dejando a los trabajadores en la calle”, recordó el secretario general de Empleados de Comercio.

Fuente. El Litoral