La tecnología nos genera efectos negativos en la visión

No hay lugar a dudas, la tecnología es una cosa maravillosa. Cualquier tecnología se desarrolla rápidamente para satisfacer nuestras necesidades siempre cambiantes, ayudándonos a estar más en contacto con nuestros familiares y amigos además de hacernos la vida más fácil. Pero ¿Cuáles son los efectos de usar la tecnología especialmente en nuestros ojos?

A diario, una persona mira (o tiene que mirar) la pantalla de un dispositivo electrónico durante muchas horas (incluso demasiadas) y eso tiene efectos, negativos, en su visión.

Un  estudio realizado en E.E.U.U sobre estos efectos concluyó que más del 33% de los adultos están más de la mitad de su día usando algún tipo de tecnología. De éstos, el 14% reconoce utilizar algún dispositivo electrónico entre 10 y 12 horas al día. El problema no sólo afecta a los adultos. En los colegios, el 97% de los estudiantes tienen un ordenador en su casa y el 40% (y creciendo) de los profesores integran dispositivos digitales para la enseñanza.

El fabricante de lentes Essilor, realizó un estudio sobre como impacta la vida digital en nuestros ojos y los resultados dan que pensar:

Por lo tanto, en una sociedad como la actual, que motiva cada vez más el uso de dispositivos electrónicos, es normal que la visión padezca de efectos provocados por la luz azul que estos aparatos emiten. Esos efectos son los siguientes:

Síndrome del Ordenador

Fijar la mirada durante demasiadas horas sobre pantallas digitales – tablet, ordenador, móvil, televisión – tiene efectos negativos en los ojos de cualquier persona.

Aunque este síndrome se usaba inicialmente en el contexto de las oficinas – sobre todo para los empleados que pasaban largas horas frente a sus ordenadores – hoy en día se usa para los millones de personas alrededor del mundo sin importar la edad o la ocupación.

Así pues, los efectos negativos pueden ser:

  • Fatiga visual
  • Dolor de cabeza
  • Dificultad para enfocar
  • Sensación de ardor o picazón
  • Ojos llorosos
  • Ojo seco
  • Visión doble
  • Visión borrosa (tanto para objetos de lejos como de cerca)
  • Sensibilidad a la luz

Menor pestañeo igual a sensación de ojo seco

Al fijar la mirada en un dispositivo electrónico, se parpadea menos. De hecho si en una situación normal parpadeamos de 12 a 15 veces por minuto, cuando miramos fijamente una pantalla, el número de parpadeos disminuye hasta entre 7 u 8 por minuto. ¿Efectos negativos? Teniendo en cuenta que cada vez que parpadeamos, una capa de lágrima se extiende por el ojo para lubricarlo, sin ese parpadeo, disminuye la lubricación y puede aparecer la sensación de ojo seco.

Daños en la retina

Si bien hasta ahora hemos visto los efectos negativos más directos, también hay efectos que no se ven a simple vista: y es que una exposición intensa y continuada a la luz azul que emite cualquier dispositivo electrónico puede dañar la retina, pudiendo conducir a la degeneración macular y dañar la visión central (la capacidad de ver las cosas justo en frente suyo).

Cataratas

A pesar de que aún se está investigando, los profesionales de la visión están observando cómo cada día más existe una relación entre la luz azul y la aparición precoz de la catarata. Y es que se está empezando a ver gente joven de 30 años con signos de opacidad en el cristalino igual que las personas mayores de 70 años. Aunque no es definitivo de que la luz azul cause cataratas, puede haber un estrecho lazo que merece ser investigado.

Posibles dolores de cabeza

La posible aparición de dolores de cabeza es otro de los efectos negativos más comunes por el sobreuso de dispositivos digitales.

Cuando se mira una pantalla durante mucho tiempo, la tensión que se produce en el ojo puede resultar en dolor de cabeza. Y es que nuestros ojos no están acostumbrados a las pantallas brillantes y tienen que “trabajar” más para enfocar, afectando los músculos oculares.

Remedios para reducir los efectos negativos

Practica la regla de 20-20-20: cada 20 minutos, mira a 20 pies (6.09m) durante 20 segundos

Es indiscutible que la tecnología nos hace la vida más fácil, más eficiente y la mayor parte del tiempo, más agradable. Pero teniendo en cuenta los efectos secundarios de la exposición excesiva a los teléfonos inteligentes, tablets, ordenadores portátiles y otros dispositivos LED, es importante tomar un respiro y desconectar de la electrónica de vez en cuando.

Se pueden hacer cosas simples, tales como ajustar correctamente el brillo de los dispositivos así como controlar las distancias con el fin de disminuir las probabilidades de sufrir fatiga ocular, sensación de ojo seco, sensibilidad a la luz e incluso posibles daños en la retina.

 

Fuente: https://vallmedicvision.com/efectos-negativos-de-la-tecnologia-en-la-vista/

 

Los comentarios están cerrados.