Le hizo un tatuaje a uno de sus gemelos y desató una guerra con su suegra: «Enfureció y no quiso cuidarlos más»

08/12/2020 13:20

Actualizado al 08/12/2020 13:21

Una batalla familiar se desató entre una madre y su suegra a causa de un tatuaje que la mujer de 31 años le aplicó a uno de sus hijos para poder diferenciarlo de su hermano gemelo. "Cuando ella se enteró enloqueció: me insultó y acusó", contó la mamá de Jack y Adam, los pequeños de un año y medio.

Cinco años de tratamiento para poder tener hijos dieron lugar al arribo, cuando ya no había más esperanzas, de los gemelos. Jack nació con una condición médica que requiere un tratamiento constante, que durante sus primeros años debe recibir inyecciones y luego simplemente unas pastillas.

La abuela de los hermanos los cuidó durante varios meses. Ella ya estaba entrenada para aplicarle la inyección al chiquito y manejaba todo a la perfección. "Funcionó muy bien hasta hace un mes cuando le dio la inyección al niño equivocado", contó la mamá de los niños en un posteó de la red social Reddit que se volvió viral.

La madre de los gemelos reconoció que cuesta muchísimo diferenciarlos: "Se ven idénticos. Seré honesto, mi esposo e incluso yo los confundimos a veces. Todos lo hacen". El error en la inyección puede provocar daños en el niño que no debía recibirla es por eso que la abuela inmediatamente se dio cuenta de su error y llamó al 911 y fueron trasladados al hospital.

Un error de la abuela de los gemelos dio lugar a una polémica guerra familiar.

Un error de la abuela de los gemelos dio lugar a una polémica guerra familiar.

"Para cuando llegué allí, a Adam le habían dado el agente de reversión y ambos estaban bebiendo jugo felizmente amando la atención", explicó la mujer que creyó que allí se había solucionado el problema. Sin embargo la situación empeoró.

"Él bebé nunca estuvo en peligro. Es un medicamento de acción muy lenta que, en el peor de los casos, le habría provocado diarrea por unos pocos días. Pero mi suegra estaba fuera de sí por su error. Traté de calmarla, pero ella decidió que ya no cuidaría a los niños, así que tuvimos que mandarlos a una guardería mientras nos íbamos a trabajar".

La mujer estadounidense contó que en la guardería también le expresaron su temor a un error y, después de discutir el tema con el médico, le recomendaron a la familia aplicarle un tatuaje a Jack, para que ya nadie los confundiera.

El médico le recomendó hacerle un tatuaje al niño que requería una inyección diaria.

El médico le recomendó hacerle un tatuaje al niño que requería una inyección diaria.

"El doctor recomendó un tatuaje médico. Me explicó que se le tatúa una peca, no más grande que la punta de un lápiz, en un área de la piel que se vea fácilmente mientras el niño está bajo una sedación suave similar a los consultorios dentales", describió la mujer que aclaró que es una marca suave que "generalmente se desvanece en 2 o 3 años, pero para entonces los niños deberían haber desarrollado características más personales y es posible que no necesiten volver a hacerlo".

Después de conversar sobre ello con su esposo, decidieron tatuar a Jack: "Ahora tiene una peca marrón de 2 mm en el lóbulo de la oreja. Desde que entramos al consultorio hasta que salimos, habremos tardado 30 minutos y el bebé nunca sintió nada". Pero quién sí sintió algo fue la abuela de los gemelos, que perdió los estribos cuando se enteró lo que le habían hecho al chiquito.

"Traté de explicarle, pero ella se asustó, así que puse a los dos niños en el suelo y le dije que recogiera a Jack y buscara el tatuaje. Ella recogió a Adam", contó la madre de los niños. "Le entregué a Jack y después de 20 minutos todavía no podía encontrar el tatuaje".

"Finalmente le señalé dónde estaba y ella dijo: 'Pero eso es solo una peca'. Solo respondí: 'Exactamente ese es lo que digo yo. Adam no tiene una peca allí, así que así es como la guardería puede distinguirlos". Pero no hubo caso, la mujer siguió con una catarata de insultos y cuestionamientos.

"Ella todavía está furiosa y despotricando contra mí. Sigue pensando que fui demasiado lejos al tatuar a mi hijo y alterar su cuerpo", contó la mamá de los menores cuyo nombre no trascendió.

"Creo que tomé las precauciones necesarias recomendadas por el médico y el tatuaje se desvanecerá con la exposición al sol y a medida que crezca. Para cuando tenga 5 años, probablemente ni siquiera será visible o simplemente se verá como una peca descolorida", completó la mujer que no pudo hacer que su suegra entrara en razón.

Mirá también


Crearán una placenta artificial para salvar la vida de los bebés prematuros

Crearán una placenta artificial para salvar la vida de los bebés prematuros


Fue al hospital por un dolor de espalda y salió con un bebé: no tenía idea que estaba embarazada

Fue al hospital por un dolor de espalda y salió con un bebé: no tenía idea que estaba embarazada

Recibir newsletter