PREVENCIÓN /// Adicciones en el embarazo

Cuando se está embarazada, no se trata simplemente de «comer por dos». También respira y bebe por dos. Si fuma o consume alcohol o drogas ilegales, también lo hace el feto.

Para proteger a su bebé, usted debe evitar:

Tabaco: Fumar durante el embarazo traspasa nicotina, monóxido de carbono y otras sustancias dañinas al bebé. Esto puede causar muchos problemas para el desarrollo del feto. Aumenta el riesgo de que su bebé nazca con bajo peso, prematuro o con defectos congénitos. Fumar también puede afectar a los bebés después de nacer. Podría estar en mayor riesgo de desarrollar enfermedades como asma u obesidad. También puede tener mayor riesgo de morir de síndrome de muerte súbita.

Beber alcohol: No hay una cantidad de alcohol segura para una mujer embarazada. Si bebe alcohol cuando está embarazada, su bebé puede nacer con síndrome de alcoholismo fetal. Niños con este síndrome pueden tener varios problemas físicos, de la conducta y del aprendizaje, los que pueden durar toda la vida.
Drogas ilegales: El consumo de drogas ilegales, como cocaína y metanfetaminas, puede resultar en bebés con poco peso, defectos congénitos o síntomas de abstinencia después del nacimiento.

Abuso de medicamentos recetados: Si está tomando medicamentos recetados, siga cuidadosamente las instrucciones de su proveedor de atención médica. Puede ser peligroso tomar más dosis que lo debido, usarlos para drogarse o tomar los medicamentos de otra persona. Por ejemplo, el uso indebido de opiodes puede causar defectos congénitos, abstinencia en el bebé o incluso la pérdida del bebé. Si está embarazada y está consumiendo cualquiera de estas sustancias, busque ayuda.

Fuente: https://medlineplus.gov/

Los comentarios están cerrados.