Solá reclamó ante sus pares de Iberoamérica un acceso «equitativo» a vacunas e insumos

El canciller Felipe Solá participó de la II Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores de la Conferencia Iberoamericana, y reclamó terminar con la "enorme injusticia" que significa la "concentración" de vacunas El canciller Felipe Solá participó de la II Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores de la Conferencia Iberoamericana, y reclamó terminar con la "enorme injusticia" que significa la "concentración" de vacunas
El canciller Felipe Solá participó de la II Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores de la Conferencia Iberoamericana, donde reclamó terminar con la "enorme injusticia" que significa la "concentración" de vacunas contra la Covid-19 en un puñado de países centrales, para dar paso a un acceso "equitativo" de dosis tanto entre naciones pobres, como de renta media.
Solá consideró que "el saldo negativo de la pandemia, además del dolor por los millones de fallecidos, es que ha sido injusto el acceso a la innovación tecnológica producida aceleradamente" a raíz de la epidemia y juzgó que "el acceso igualitario, lo que algunos llevan a marcar como la liberación de patentes e insumos, ha sido desigual".
"Hay países con niveles bajísimos de gente vacunada o de acceso a la primera vacuna. El Covax no ha sido la solución que esperábamos; debemos ser autocríticos, con una voluntad de mejorar esta situación; si vemos la concentración de vacunas vamos a ver una enorme injusticia y las consecuencias en términos de pobreza y amento de enfermos y fallecidos", advirtió Solá, según informó el Palacio San Martín en un comunicado.
Al trazar un panorama con los logros y los desafíos que enfrentan los países ante la pandemia y la necesidad de avanzar en innovaciones para un desarrollo sostenible, el canciller puso de relieve que "si no hay transferencias de tecnologías y transferencias económicas internacionales que ayuden tanto a países pobres como de renta media, va a ser muy difícil salir adelante".
"Lo que nos une es el dolor por la pandemia y la necesidad de salir de ella, es mucho más importante esto que aquello que nos separa", completó, al exponer en forma virtual en la II Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores de la Conferencia Iberoamericana, cuya presidencia pro témpore ejerce actualmente el Principado de Andorra.

"Lo que nos une es el dolor por la pandemia y la necesidad de salir de ella, es mucho más importante esto que aquello que nos separa"”

La Conferencia Iberoamericana es una instancia de diálogo, concertación e intercambio que está integrada por 22 países (19 latinoamericanos además de España, Portugal y Andorra). Además de Argentina, participan por la región: Guatemala, República Dominicana, Costa Rica, Cuba, Honduras, Venezuela, Bolivia, Colombia, El Salvador, Perú, Ecuador, Panamá, Chile, Nicaragua, México, Paraguay, Brasil y Uruguay.
Ese ámbito se reúne cada dos años en una Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno, donde se emiten líneas de acción para el siguiente bienio.
En la reunión de cancilleres que es preparatoria de la XVII Cumbre Iberoamericana de Mandatarios que se realizará el 21 de este mes, Solá aseguró además que "para la Argentina innovar es, antes que nada, incluir".
"La innovación tecnológica con un fin: el pueblo adentro; no dejar a nadie atrás; incluir es generar más puestos de trabajo, modernizando los ámbitos de producción de bienes y servicios; incluir es potenciar la capacidad personal humana y la capacidad institucional, y tener una infraestructura de servicios públicos que mejore la calidad de la salud y la educación", completó el jefe del Palacio San Martín, junto sus pares y la secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan.
El canciller estuvo acompañado, entre otros, por el secretario de Relaciones Exteriores, Pablo Tettamanti; el jefe de Gabinete, Guillermo Chaves, y el subsecretario de Asuntos de América Latina, Juan Valle Raleigh.
Solá agradeció además el apoyo a la reanudación de las negociaciones entre el Gobierno argentino y el del Reino Unido, para encontrar una "pronta solución" a la disputa de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, en el marco de las resoluciones de la ONU, de la OEA y de las disposiciones y objetivos de la Carta de las Naciones Unidas.
Ello incluye los llamados al secretario General a que lleve adelante gestiones de buenos oficios entre las partes, precisó la Cancillería en el comunicado.