Vacío emocional

El ser humano se caracteriza por sentir varias emociones, según una experiencia o suceso vivido, por lo que no todo puede estar arraigado a la felicidad. Por eso, hay sensaciones que generan un vacío y no permiten surgir en la cotidianidad.

Sentir vacío es un problema puntual, se trata de un estado completo de apatía en el que un sujeto suele recuperarse de manera rápida. Sin embargo, también existen casos en los que las consecuencias son otras y por ello se relacionan con efectos que son perjudiciales.

 

Una persona puede sentir vacío emocional por trastornos de personalidad, como el TLP (Trastorno Límite de la Personalidad) psicóticos y depresivos. A su vez, los síntomas del vacío emocional son muchos, pero hay tres que suelen estar presente en la mayoría de sujetos:

  • Aburrimiento y desinterés.
  • Aislamiento y melancolía.
  • Fatiga

¿Cuáles son las causas del vacío emocional?

Sentir dicho vacío es algo que se experimenta día a día. Las causas son muchas y van más allá del factor natural, pues se amplía según la conducta del paciente. Hay condicionantes que se pueden considerar comunes en aquellas personas que conviven con un vacío emocional:

Miedos: los psicólogos dicen que el miedo es una emoción de doble filo, pues a veces suele impulsar a las personas a aventurarse. Sin embargo, también tiende a relacionarse con el abandono, por lo tanto, hay quienes tienen en su mente la idea de que serán abandonados, ya sea por traumas de la infancia o injusticias sociales.

Infancia: los orígenes del vacío emocional podrían estar en la infancia. “Es una etapa muy importante, porque en ella se generan las carencias y la mayoría de los problemas afectivos y emocionales que causan tantas dificultades en la vida adulta”.

Una de las principales causas está relacionada con el crecimiento en una familia desestructurada, disfuncional o si el menor sufrió de abusos, todo esto porque el niño se adapta a los entornos en los que crece.

Fuente: https://www.semana.com/

Los comentarios están cerrados.