Yakutsk es la ciudad más fría de la Tierra, con inviernos de -71ºC y hábitos sorprendentes

A 450 kilómetros del Círculo Polar Ártico, los habitantes de esta ciudad rusa no tienen cloacas ni cañerías de aguas servidas porque se congelan; comen cubitos de sangre de caballo; nunca apagan los motores de los autos; no usan anteojos porque el frío se los incrusta en segundos. Costumbres urbanas de una sociedad a años luz de la nuestra.

Los comentarios están cerrados.